La Industria del Crucero

Cuestiones Medioambientales:
Contaminantes

Contaminantes y residios derivados de actividades a bordo de barcos crucero, con diferentes repercusiones medioambientales.

Industria del Crucero - Cuestiones Medioambientales - Contaminantes
. . .
Inicio - www.WindRoseNetwork.com
English Acceso
Empresas
Acceso
Candidatos

Existen diferentes contaminantes y residuos derivados de diversas actividades y procesos a bordo de barcos crucero. En algunos casos están clasificados como residuos peligrosos de acuerdo con actuales regulaciones nacionales e internacionales de prevención de polución, dependiendo de factores de combustibilidad, potencial corrosivo, reactividad y toxicidad.

AGUAS NEGRAS

Las aguas negras, también conocidas como aguas marrones, aguas sépticas o de albañal, son un término utilizado para describir el agua que contiene sustancias fecales y orina.

Las aguas negras son aguas residuales recogidas en inodoros y sumideros e instalaciones médicas, las cuales pueden contener patógenos peligrosos, parásitos intestinales, incluyendo bacterias coliformes, agentes virales y nutrientes químicos que precisan de una previa descomposición antes de ser liberados en el medio ambiente.

Las aguas negras son un peligroso residuo que debe ser adecuadamente tratado antes de ser eliminado en las aguas marinas. En otro caso, pueden causar una seria contaminación de bancos pesqueros y lechos de moluscos marinos, resultando en una contaminación general de la cadena alimenticia y un riesgo para la salud humana con la transmisión de enfermedades infeccionas tales como la fiebre tifoidea, hepatitis infecciosa, gastroenteritis o disentería.

Por otro lado, hay una serie de nutrientes químicos en las aguas fecales, tales como el fósforo y el nitrógeno. Bajo ciertas condiciones, estos compuestos estimulan la eutrificación, causando excesiva floración de las algas, lo cual puede degradar los hábitats acuáticos mediante una reducción de los niveles lumínicos y generando ciertas toxinas, algunas de las cuales son también peligrosas para la vida humana.

Aguas Grises

Las aguas grises son generadas por procesos domésticos, no industriales, incluyendo desagües de lavaplatos, grifos de cocinas, instalaciones de lavandería, duchas, sumideros de baños y lavabos, etc.

Este tipo de agua residual recibe su definición tanto de su propio aspecto, como del hecho de que no puede ser considerada ni como agua fresca, ni como agua residual altamente contaminada.

Las aguas grises suelen separarse de las aguas negras para reducir la cantidad de agua con altos niveles de polución, y suele ser la mayor fuente de residuo líquido producido a bordo de un barco crucero (alrededor de 50%-80%).

Las aguas grises pueden contener una amplia variedad de sustancias contaminantes en diferentes concentraciones, incluyendo aceites y algunos compuestos orgánicos, hidrocarburos, detergentes y grasas, metales, sólidos en suspensión, nutrientes químicos, residuos alimenticios, bacterias coliformes y algunos residuos médicos y dentales. No obstante, se diferencia de las aguas negras en la presencia y concentración de heces y toxinas como contaminantes biológicos y químicos determinantes.

Las aguas grises son recogidas en tanques a bordo de los barcos cruceros y, como requieren los procedimientos y regulaciones operacionales, descargados por la borda a través de múltiples canales bajo la línea de flotación del barco mediante bombas de centrifugación mecánicas, dependiendo de muchos factores tales como el itinerario previsto, la localización del buque o la tasa de generación de residuos.

Aguas Oleaginosas de Sentina

El área del barco situada en la parte más baja del caso se conoce como la sentina, donde se recoge el agua proveniente de diversos procesos mecánicos, tales como motores, juntas de transmisión lubricadas por agua, refrigeración de sistemas de propulsión, evaporadores y otra maquinaria auxiliar y de mantenimiento. En esta área, el agua se mezcla con aceites, gasolina, filamentos, limaduras metálicas, pintura, grasa y agentes de limpieza y una diversidad de subproductos de la descomposición biológica de hidrocarburos a bordo.

Un gran barco crucero puede generar varias toneladas de aguas de sentina al día.

Los espacios de la sentina deben ser periódicamente bombeados para mantener la estabilidad del barco y eliminar condiciones potencialmente peligrosas derivadas de tales sustancias y su respectiva interacción, lo cual requiere de un complejo y sofisticado equipo para su extracción, retención, tratamiento y reutilización o vertido en cumplimiento de regulaciones medioambientales regionales e internacionales.

Las aguas oleaginosas de sentina contienen un amplio rango de contaminantes y agentes consumidores de oxígeno, y tienen varios efectos fisiológicos crónicos, incluyendo cancerígenos, que representan una amenaza real para los ecosistemas acuáticos y la vida humana, incluso en cantidades mínimas.

Todos lo barcos requieren de la instalación a bordo de un equipo que limite el vertido de las aguas de sentina en el océano a concentraciones entre 10 y 15 partes por millón cuando el barco se encuentra en tránsito, y siempre y cuando el buque no se encuentre en un área especial donde todo vertido de este tipo esté prohibido.

Agua de Lastre

El agua de lastre es recogida en barcos sin carga para conseguir estabilidad, por ejemplo para compensar el peso del combustible consumido durante el viaje.

El agua de lastre es recogida en puerto en una región y vertida en otra en un proceso que implica la descarga de hasta 1.000 toneladas métricas de agua, que incluye una miríada de pasajeros indeseados; especies invasoras que son una gran amenaza para la diversidad biológica, los bancos de pesca y la acuacultura.

Durante el viaje, la diferencia de temperatura y otros factores en el agua de lastre mata a muchos de estos organismos. No obstante, mucho de ellos sobreviven y se convierten en plagas que asfixian a la fauna local, reducen poblaciones nativas y les privan de alimento, lo cual supone riesgos para la salud pública y el medioambiente, además de un significativo coste económico a diversos sectores industriales.

Polución Atmosférica

Aunque la industria del crucero contribuye mínimamente a la emisión total de compuestos de nitrógeno y azufre en relación al conjunto del sector marítimo, con una estimación del 5% y 6% respectivamente, un barco de crucero produce aproximadamente el equivalente en emisiones de escape a 12.000 automóviles o una central eléctrica de tamaño medio a través de motores diesel, sistemas auxiliares e incineradores de a bordo.

La combustión de carburante con alto contenido en azufre produce óxido nitroso, monóxido y dióxido de carbono, dióxido de sulfuro y otros hidrocarburos peligrosos que contribuyen a un amplio rango de fenómenos contaminantes atmosféricos, los cuales puede ocasionar serios problemas de salud, incluyendo afecciones respiratorias, daños neurológicos, defectos de nacimiento o cáncer, y determinar un incremento general en la tasa de mortalidad.

Las emisiones diesel provenientes de los barcos cruceros son particularmente preocupantes cuando están en puerto, y especialmente significativas para las comunidades costeras y áreas circundantes, considerando que una tercera parte de estas emisiones ocurren cuando el barco está amarrado. La maquinaria auxiliar diesel, la maquinaria de iluminación, las bombas, los equipos de refrigeración y otras muchas funciones de a bordo constituyen una significativa fuente de polución del aire, estimándose que un gran barco de crucero en visita a un puerto puede emitir tantos contaminantes atmosféricos como 2.000 coches y camiones conduciendo en un año.

Basura y Residuos Sólidos

Los residuos sólidos y la basura incluyen cartón, diversos residuos metálicos (principalmente latas de aluminio y acero), vidrio, papel y plástico.

La gestión de los residuos generados a bordo es una cuestión importante para todas las compañías marítimas.

Un barco de crucero medio genera alrededor de 3,5 kilogramos de residuos sólidos por pasajero y tripulante al día. Con miles de pasajeros y miembros de la tripulación a bordo de cada buque, la cantidad de residuos sólidos y basura generada en un solo día puede ser enorme.

Es difícil determinar la cantidad de residuos sólidos generados por la industria del crucero a nivel mundial, con importantes discrepancias en el cálculo de incluso una cantidad aproximativa. Así, un estudio llevado a cabo en Estados Unidos en 1.995 mostró que los barcos de crucero generaban el 51,4% del total anual de basura producida por el conjunto del sector marítimo estadounidense. No obstante, y unos pocos años después, el Consejo Nacional de Investigación de este país estimó que tal cantidad ascendía tan sólo al 19% del total.

En cualquier caso, tales cifras representan la cantidad de residuos sólidos generados a bordo; no la cantidad de residuos vertidos en cumplimiento con las regulaciones y protocolos de eliminación de residuos.

Si este tipo de residuo es arrojado al océano, puede convertirse en escombro marino y una amenaza para el ecosistema y las comunidades costeras.

El potencial impacto de la contaminación por residuos sólidos en mar abierto y entornos costeros puede ser significativo, con una diversidad de efectos y consecuencias:

  • Degradación estética de las superficies acuáticas y áreas costeras.
  • Atrapamiento de aves marinas, peces, tortugas y cetáceos, lo cual puede resultar en serias lesiones o incluso la muerte por ingestión o asfixia.
  • Daño físico para las personas.
  • Daño ecológico resultante de la interferencia de plásticos u otras sustancias sintéticas en el intercambio de gases entre aguas superficiales y profundas.
  • Daño ecológico a nivel de planctónico, cuando pequeñas partículas de plástico son ingeridas por zooplancton tras confundirlas con huevas de pescado u otros nutrientes.
  • Daño ecológico por la acumulación de residuos sólidos. Así, el flujo de corrientes locales o específicas de una zona puede ocasionar el agregado y acumulación de residuos sólidos, tanto flotantes en grandes “balsas”, como sumergidos, que pueden permanecer intactos durante años si se dan las condiciones adecuadas, resultando en: (a) contaminación de hábitats con especies invasoras no autóctonas, con extinción de las especies nativas a miles de millas de su ecosistema original; (b) daño para aves marinas, tortugas y ciertos mamíferos al alimentarse de estos restos, con riesgo de muerte por inanición o por obstrucción intestinal.
  • Contaminación nutricional derivada de una continua eliminación de residuos alimenticios en áreas restringidas.

La industria del crucero gestiona este problema mediante una combinación variable de minimización de residuos, reciclaje e incineración. Así, una cantidad de basura es retenida a bordo y descargada en puerto para su reciclaje en plantas de procesamiento, un cierto porcentaje es incinerado a bordo y las cenizas vertidas al mar, y algo de residuo sólido (restos alimenticios y otros residuos orgánicos) es también arrojado al océano.

Cenizas de Incineradora

Las cenizas generadas en la incineración de residuos no suelen ser consideradas como un residuo peligroso si los productos que pudieran ser causa de ceniza peligrosa son previamente separados de la masa residual y tratados de acuerdo con regulaciones establecidas para residuos peligrosos.

En otro caso, la incineración genera en sí misma diversas formas residuales, tales como la emisión de gases y metales sin consumir, y peligrosos subproductos de la combustión, tales como son las dioxinas, furanos y metales pesados que son liberados a la atmósfera.

Residuos Peligrosos

Un barco crucero puede producir alrededor de 45 litros de residuos peligrosos cada día, lo cual incluye, entre otros, algunos residuos médicos y fármacos caducados, restos de la limpieza en seco, baterías, productos químicos de revelado fotográfico y otros elementos químicos caducados, residuos de pintura y disolventes, lámparas fluorescentes, etc.

Estos materiales contienen una amplia variedad de sustancias dañinas y compuestos que pueden representar serios peligros para la salud y el medio ambiente, tales como hidrocarburos, hidrocarburos clorados y metales pesados, los cuales requieren de un seguro manejo y eliminación.

Residuos Líquidos del Procesado Fotográfico y de Rayos X

Los líquidos usados en el revelado y procesado fotográfico y de rayos X pueden ser considerados como un residuo peligroso, que incluye el fijador utilizado, película caducada, la viruta de plata, etc.

El fijador fotográfico elimina los compuestos de plata no expuestos de la película durante el proceso de revelado, con una concentración de alrededor de 2.000-3.000 partes por millón de partículas de plata residual (peligrosa si el nivel excede de 5 ppm).

Los compuestos de plata y otros residuos químicos deben ser neutralizados, desintoxicados y sometidos a eliminación de plata y metales pesados antes de poder ser bajados a tierra o desechados de acuerdo con regulaciones nacionales e internacionales de prevención de polución.

Residuos de Establecimientos de Impresión

El creciente uso de equipos de copistería láser a bordo de cruceros resulta en la generación de material residual de impresión y cartuchos de impresión y copia que pueden contener componentes químicos peligrosos.

Además, estos residuos pueden contener líquidos residuales peligrosos, tales como tintas, limpiadores y disolventes de impresión, que contienen hidrocarburos, hidrocarburos clorados, metales pesados y diversas combinaciones químicas que pueden ser peligrosas para los ecosistemas acuáticos y la vida humana.

Fluidos Residuales y Materiales Contaminados de la Limpieza en Seco

Las instalaciones de limpieza de a bordo utilizan un disolvente clorado llamado percloroetileno como líquido limpiador, y producen un pequeño volumen de residuo proveniente de posos contaminados, disolvente consumido, materiales de filtrado, elementos internos de alambiques de recuperación, cerdas de escobillas y otras partes dentro de estas unidades.

Cada barco crucero que utiliza estas unidades de limpieza produce una cantidad variable de este material residual, clasificado como residuo peligroso, dependiendo de la estación y número de pasajeros a bordo, lo cual impone la necesidad de personal debidamente entrenado para el correcto uso y eliminación de estos productos químicos con respeto a todos los procedimientos de seguridad.

Fármacos Sin Usar y Caducados

Los departamentos sanitarios y médicos a bordo de grandes barcos cruceros gestionan una amplia variedad y cantidad de productos farmacéuticos en un inventario basado en sus itinerarios y otras variables, desde productos sin necesidad de prescripción, a drogas y medicaciones especializadas.

Fluorescentes y Lámparas de Vapor de Mercurio

Las lámparas fluorescentes contienen polvo de fósforo, y las lámparas de vapor de mercurio contienen mercurio. Ambos tipos de lámparas pueden ser potencialmente peligrosos para el entorno y la salud humana, y deben ser consecuentemente manipulados de una forma medioambientalmente segura.

Baterías

Las baterías son una fuente de energía muy común tanto para equipos de a bordo, como para aparatos propiedad de los pasajeros. Si no son adecuadamente manipuladas y eliminadas, las baterías usadas pueden representar un serio riesgo medioambiental y una amenaza para la salud humana.

Hay cuatro tipos básicos de baterías:

Baterías de Ácido-Plomo: Utilizadas en generadores de reserva y otro equipo auxiliar, este tipo de baterías son el tipo más antiguo de batería recargable, conteniendo un ánodo poroso de plomo, un cátodo de dióxido de plomo y un electrolito de ácido sulfúrico.

El plomo ha sido vinculado a serios efectos en la salud humana, y el ácido sulfúrico es uno de los compuestos químicos más corrosivos. Consecuentemente, las baterías de ácido-plomo son un residuo clasificado como peligroso que puede poner en peligro la salud humana y en medio ambiente si no son debidamente eliminadas.

Baterías de Niquel-Cadmio (NiCd) : Este tipo de baterías también son recargables, y contienen hidróxido de potasio, seco o húmedo, como electrolito.

El cadmio es un residuo tóxico característico y un veneno acumulativo, clasificado como tóxico renal y hepático, con efectos neurotóxicos y un agente causante de osteoporosis.

El hidróxido de potasio es corrosivo, venenoso y puede generar gas de hidrógeno explosivo en contacto con aluminio, estaño, plomo o zinc.

Baterías de Litio: Estas baterías son utilizadas tanto en equipo científico como aparatos eléctricos de uso personal, y son todas potencialmente peligrosas.

El litio es un producto químico moderadamente tóxico, pero no listado como residuo tóxico. Las baterías de litio pueden ser consideradas como un residuo reactivo peligroso si contienen una significativa cantidad de litio sin reaccionar en las baterías desechadas. Una vez que estas baterías están total o prácticamente descargadas, pueden ser desechadas como residuo no peligroso.

No obstante, las baterías de litio pueden contener otros elementos, tales como el cobalto, que es cancerígeno.

Baterías Alcalinas: También conocidas como pilas primarias o no recargables, están compuestas de un polo positivo (ánodo), que contiene zinc, y un polo negativo (cátodo), que contiene dióxido de magnesio. Un electrolito de hidróxido de potasio también está presente dentro de las celdas de las pilas alcalinas. El mercurio ha sido eliminado de las pilas alcalinas desde 1990.

Debido a que las pilas alcalinas no presentan las características para ser clasificadas como un residuo reactivo o combustible, y al no encajar con las definiciones requeridas para los residuos corrosivos, pueden ser reguladas como residuo general, sujetas a requisitos menos estrictos que otros residuos peligrosos, y desechadas junto a la basura general.

No obstante, existen regulaciones más estrictas con requisitos que incluyen ensayos biológicos. De hecho, si el residuo lixibiado de las pilas alcalinas es diluido en agua y sometido a tests biológicos, es letal para animales de laboratorio y peligroso para la salud humana. Consecuentemente, algunas regulaciones incluyen todos los tipos de baterías como residuo especial.

Trabajo en Cruceros: Otoño 2019

Trabajo en Cruceros - Otoño 2019

Si te interesa trabajar en barcos de crucero y estás buscando el momento para acceder al sector, no dejes pasar la oportunidad de solicitar un puesto a bordo este otoño de 2019 (vacantes en diciembre).

Entrar

Bolsa de Trabajo

Bolsa de Trabajo

El clúster marítimo ofrece una considerable bolsa de trabajo a trabajadores y profesionales en desempleo o en busca de un cambio de ocupación.

Entrar

Puestos Más Ofertados a Bordo de Barcos Cruceros

Puestos más Ofertados - Barcos Cruceros

Existe una gran diversidad de puestos de trabajo en la industria del crucero.

Queremos ofrecer un listado de los más ofertados en este concreto segmento dentro del sector marítimo.

Entrar
Orientación Laboral y Profesional

Trabajar en el sector del crucero es una opción para un número creciente de personas y profesionales en busca de un puesto bien pagado en un entorno laboral dinámico y con perspectivas de carrera.

Orientación Laboral y Profesional

No dudes en consultarnos.

Entrar

Estamos abiertos a recibir – y responderemos a – cualquier consulta o solicitud de información sobre la industria del crucero y sus oportunidades de trabajo y para el desarrollo de carrera profesional.

Wind Rose Network

Contacta con Wind Rose Network

Oficina Contacto
La Industria del Crucero: Cuestiones Medioambientales - Contaminantes

Utilizamos cookies propias y de terceros para asegurar la mejor experiencia posible de este sitio web. Antes de seguir navegando, debes aceptar nuestra política de cookies. Por favor lee nuestra política de cookies.

Acepto